Un viaje inteligente y descubridor a Melilla

Nos gustaría compartir con vosotros nuestro sueño por un nuevo viaje a nuestra querida ciudad de Melilla. En los próximos día iremos comentando algunos de los atractivos que pudimos disfrutar, pero antes iremos conociendo poco a poco su historia.
Los fenicios procedentes del actual Líbano, la fundan la ciudad en el siglo VII a. C., con el sonoro nombre de Rusadir. Fue cartaginesa, romana, bizantina, vándala y visigoda. Más tarde serían los Omeya los que iniciaron la conquista de la etapa musulmana en la ciudad. Se trata de una ciudad comercial importante. Allá por el siglo IX “Melilia” era un lugar de peligroso por los ataques vikingos, siendo arrasada por estos. No obstante , la ciudad se incorpora al califato de Córdoba un siglo posterior, marcada desde siempre por su vinculación a la península. Como a esta,  se ve afectada por el dominio de los almorávides y almohades. La población de la ciudad siempre fue independiente de los reinos de la zona.
Existió un desplazamiento hacia suelo argelino de los almohades, sustituidos por los benimerines que serán derrotados por Alfonso XI de Castilla lo que dará lugar a pequeños reinos como el de Fez o el de Tremecen que se disputaron la estratégica plaza, defendida por sus habitantes.
Existe un periodo de inestabilidad, de asaltos protagonizados por los reinos bereberes cercanos. A finales del siglo XIV la población es amenazada constantemente por por los reinos limítrofes, y decide destruir la ciudad que no volverá a florecer hasta un nuevo periodo de control de los reinos peninsulares.
Se decide, en concreto en el reino castellano, en el XIV hacerse con la ciudad de Tetuán para controlar la piratería. Los castellanos, y también los portugueses, aumentan su presencia, creando límites de influencia para evitar conflictos. Ambos reinos fijan la zona atlántica para Portugal, mientras que la zona mediterránea queda para Castilla.

divumedia_melilla_1
Cuando Castilla toma Granada, se envían exploradores a la región melillense, para crear una fortaleza. La ciudad se encuentran deshabitada y, los alrededores son un caos por los conflictos abiertos entre el Reino de Fez y Portugal. Castilla no termina de decidirse a tomar Melilla, por estar embarcado en la conquista americana.
Juan Alonso Pérez de Guzmán, duque de Medina Sidonia toma la ciudad mediante su capitán Pedro de Estopiñán, jefe del ejército del ducado, el 17 de septiembre de 1497. Pero, debido falta de fondos en 1556, este ducado entrega la ciudad al reino de castellano.

Se construyó entonces el Foso de Santiago y se termina la Puerta del Campo. La ciudad siguió recibiendo ataques como el del 26 de Abril de 1564, por Mohamed Ben Al-lal, que no consiguió sus objetivos. Después vendrían años duros y de desabastecidos con los Austrias. El 5 de agosto de 1660 la ciudad soportó un terrible terremoto que destrozó las principales fortificaciones.
Sucedieron numerosos ataques a la ciudad y especialmente encarnizados durante los años 1695-95 y 1715, para ser levantado un nuevo sitio en febrero de 1716. La utilización artillería por parte de los atacantes, obliga a tomar posiciones  y construir un nuevo fuerte.

Hoy en día se sigue celebrando la festividad del 19 de marzo de 1775, por el levantamiento de uno de los más famosos sitios realizado por el Sultán Muley Mohamed Ben Abdalá. En mayo de 1780 se firma una la paz con el imperio de marroquí.
Pero en el siglo XIX la preocupación viene también, debida a la política y guerras peninsulares. Los melillenses se levantan contra Pepe Botella, complicándose la situación cuando los franceses toman la capital malagueña.
Nuevos tratados se suceden y se ratifican en el Tratado de Paz de 1860, por el que cedían en propiedad a España el territorio inmediato a Melilla, tomando como medida la cobertura de un cañón. No obstante la inestabilidad hace que la efectividad de los tratados no tuvieron valor hasta junio de 1862.
Terminada nuestra guerra civil, es cuando se vive una expansión en grandes realizaciones urbanas y de población. Se construyó la plaza de toros, el palacio del Ayuntamiento, etc…
Tras la independencia del vecino marroquí, la ciudad deja de ser la capital económica de la zona. Y, junto con la construcción del puerto Beni Enzar, el regreso a la península de muchos funcionarios, que prestaban sus servicio en la administración marroquí, y la disminución de efectivos militares se produce un momento de crisis. La ciudad se adapta a las nuevas reglas,  se construye el parador nacional de turismo, el Auditorio Carvajal, el paseo marítimo y construye un aeropuerto.

divumedia_melilla_3
La ciudad cuenta actualmente con unos 84.000 habitantes, aunque hay que tener en cuenta una importante población flotante, debido a la afluencia desde Marruecos y el turismo peninsular. No podemos olvidar el problema de la inmigración, al que en otra ocasión nos referiremos.
La ciudad en los últimos años del siglo XX y primeros el XXI ha experimentado serias mejoras como el puerto deportivo, nuevo paseo marítimo, la ciudad vieja o ciudadela, la reconstrucción de gran parte de la Muralla, el nuevo museo municipal, el museo del ejército y la mejora de los edificios del centro, algunos de estilo modernista. Existen numerosos restaurantes, comercios y negocios que dan vida a una ciudad y hacen muy interesante su visita. En otra ocasión hablaremos con más detalle de la comentada ciudadela del S.XV, la Plaza de España, Hospital del Rey de Melilla siglo XVIII, Edificio de la Reconquista, el Museo Arqueológico de Melilla, las Cuevas del Conventico de Melilla, el Museo Militar de Melilla, la Casa Melul, el Faro de Melilla la Vieja, etc…

 

La ciudad de los heterodoxos y Santa Teresa.

El sábado 07  de febrero realizamos una nueva sesión de la Ruta “Heterodoxos en Sevilla. Herejía, arte y cenizas”. En esta ocasión el periodo tratado se centro en los siglos XVI al XVIII, con especial atención a la actuaciones del Santo Oficio durante esta época.

divumedia_heterodoxos_2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se le dedicó un lugar destacado a la estancia de Santa Teresa en Sevilla, con motivo del V Centenario de su nacimiento, durante la cual también tuvo problemas con el mencionado tribunal. Con este motivo leímos en varias etapas, tanto sus testimonios, como parte de su obra poética.

divumedia_heterodoxos_3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La etapa central de la ruta, trató de acercarnos a los actos ocurridos sobre mediados del siglo XVI,  momento en el que tuvo lugar la persecución y erradicación de un importante núcleo erasmista en la ciudad. No dejamos de recurrir, para ello a la documentación de la época y la confección de textos de creación propia.

Para tener una mayor perspectiva, también repasamos la vida cotidiana, la gastronomía, las costumbres populares y marginales, así como la literatura y aventuras de autores locales como Alonso Álvarez de Soria.

Un acercamiento sin duda interesante y ameno a la cultura literaria de la ciudad.

Un abrazo, Divumedia.

El “mal cultivado ingenio” de Cervantes en Sevilla.

¡Y  “saliendo del Arenal llegamos a Sevilla”! Allí junto al Baratillo comenzamos la ruta cervantina.
Y estuvo llena nuevamente de lugares mencionados por Cervantes y otros autores de su época. El Baratillo, Arenal, Compás de la Mancebía, Gradas, el Corral de los Olmos, la Taberna de las Escobas y sus “teatros”, la academia de Ochoa, Lope y Micaela Luján, el alguacil alguacilado de San Francisco, la visita a la cárcel, las vidas, pesares y luces de Miguel Cervantes y su entorno femenino ….

rutas_divumedia_09

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La idea era ir haciendo más amenos los contenidos en los textos de los autores (sobre todo Miguel de Cervantes, con sus Novelas Ejemplares y el Quijote) e ir intercalándoles algunas aportaciones y entremeses nuestros, para disfrutarlos. Ni más, ni menos…

rutas_divumedia_08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra pequeña muestra de una época que invita a leer con reflexión, y a conocer sobre un periodo tan complejo y determinante de nuestra cultura.

Podréis ver más fotos aquí  Gracias a todos y un abrazo. 

Con una renovada oferta la Consejería de Educación, Cultura y Deporte va a seguir confiando en nosotros en 2015

Con una renovada y aumentada oferta la Consejería de Educación, Cultura y Deporte a través del Centro Andaluz de las Letras va a seguir confiando en nosotros durante el año 2015.

Después de varias rutas sobre el Romanticismo Sevillano realizadas para el Centro Andaluz de las Letras en el 2014. Divumedia ha elaborado y puesto en marcha, con aceptación por parte de los ruteros, dos nuevas rutas “Generación del 27” y “Heterodoxos sevillanos. Herejías, arte y cenizas” en Sevilla.

rutas_divumedia_05
Las nuevas rutas ya han comenzado en enero, esperamos que podamos continuar trabajando en ellas con la misma ilusión y reconocimiento por parte de los asistentes y emprendedores implicados (turísticos, educativos, artesanos y de dinamización local).
Recordad que podéis informaros o decirnos simplemente que, en principio, os gustaría asistir a alguna de nuestras rutas en info@divumedia.com o visitarnos en www.divumedia.com. Un saludo.

Las dos sesiones del Romanticismo Sevillano

El domingo 14 y el sábado 20 de diciembre realizamos dos nuevas sesiones de la Ruta “El Romanticismo Sevillano en tiempos de La Avellaneda”.

Esta vez ediciones acudieron a la ruta, más jóvenes aún que en convocatorias anteriores. Con la participación de todos, jóvenes y no tanto, en esta jornada, se repitieron los encuentros, el respeto y sobre todo nuevos descubrimientos en la ciudad de nuestros autores románticos.

rom_dic_003_log

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ojalá en las nuevas rutas que tenemos previstas para enero, podamos nuevamente compatir tantos momentos de acercamiento a la cultura literaria de la ciudad.

Un abrazo, Divumedia.