La Interpretación del Patrimonio una herramienta cargada de innovación

[layerslider id=”2″]

La interpretación del patrimonio puede constituir una herramienta fundamental para la sostenibilidad del turismo en nuestras ciudades y espacios naturales. El aumento de las visitas en los destinos más solicitados, como Barcelona, Sevilla, Madrid o Bilbao, entre otros muchos, hace que estos estén sumidos hoy en día en un reto ante fenómeno turístico que está llevando en ocasiones a crear tensiones e incluso en “turismofobia“.
Desde la administraciones y los sectores implicados se nos propone como solución el fomento del turismo de calidad y de mayor rentabilidad, frente a la masificación a bajo precio. La interpretación del patrimonio es un apuesta clave por ese turismo de mayor nivel y, por tanto, más respetuoso y sostenible.


¿Pero que es la interpretación del patrimonio? Esta disciplina consiste, según el Seminario Permanente de Interpretación del Patrimonio del Centro Nacional de Educación Ambiental, CENEAM (Bases para la definición de competencias en interpretación del patrimonio, Morales, J., Guerra, F., y Serantes A. 2009), en un conjunto de métodos y técnicas de comunicación estratégica que se utilizan para revelar el significado de un lugar que es visitado. Esta disciplina tiene como objetivo el conseguir que los asistentes adopten una actitud de responsabilidad y valoración, contribuyendo a la conservación del lugar al que acuden.

Esto se obtiene a través de un conocimiento no superficial del recurso, y que procura un enlace de significados y emotivo con el visitante, que va más allá de la relación “grabadora” de datos, fechas o incluso chistes preconcinados y llenos de tópicos.

Frente a ello la interpretación de patrimonio, entre otras muchas técnicas, propone la utilización de estrategias como las herramientas de preguntar y responder, citas de textos importantes, utilización de la literatura, desarrollo de actividades prácticas (reconocimiento de rasgos, debate, etc..), uso del lenguaje humorístico, comparaciones, etc…
Pero para ello, entre el visitante y el recurso, será necesario que los profesionales tomen al menos en cuenta la opciones que ofrece la interpretación del patrimonio, para lo que será necesario combinar el conocimiento apropiado del recurso con el conocimiento de la audiencia y las técnicas interpretativas adecuadas.
No quisiéramos alargar en exceso este post, por los que en sucesivas entradas iremos poniendo en común estas propuestas. Entre tanto si deseáis seguir profundizar en el tema os proponemos ir consultando la web de Asociación para la Interpretación del Patrimonio http://www.interpretaciondelpatrimonio.com/es/
  

Disfrutando con nuestros descubrimientos en el “Año Murillo”

[layerslider id=”2″]

Con la denominación de “Murillo 1617-201” el ayuntamiento coordina una serie de actos de los que nos gustaría hacernos eco en este blog para una visión esquemática y general, en lo posible, de las actividades que podremos disfrutar.
Sin más introducción por tanto, debemos comenzar la relación de los actos de inauguración y clausura. Esto consistirán en un concierto de Jordi Savall con Hesperion XXI y Capella Real, en el Teatro de la Maestranza, el 28 de noviembre de 2017. La clausura se realizará en un gran concierto cuya dirección artística correrá a cargo de Pedro Halftter, en el mismo teatro, el 8 de diciembre de 2018.

Entre ambos eventos, no obstante, podremos asistir a una variada serie de actividades. Quizás una de las más destacables sea la que gira en torno a reconstrucción de la serie pictórica que Murillo realizó para el convento de las Santas Justa y Rufina perteneciente a los franciscanos capuchinos de Sevilla. Esta muestra podrá contemplarse en la Sala V del Museo de Bellas Artes  de Sevilla, a partir del 28 de noviembre. Más tarde en los espacios del museo se podrá visitar la primera exposición antológica de Murillo en Sevilla, de noviembre de 2018 al 31 de marzo de 2019.
En la misma línea y relacionado con el legado de la obra de Murillo y sus discípulos, podremos disfrutar de una muestra en el Espacio Santa Clara del 5 de diciembre de 2017 al 8 de abril de 2018.
Otro aspecto interesante será conocer uno de los componente esenciales de la fiesta barroca, como fueron las arquitecturas efímeras. Las celebraciones religiosas o profanas más importantes contaban con grandiosos montajes temporales. Podremos contemplar arquitecturas efímeras en diversos lugares de la ciudad, además de altares para la procesión del Corpus Christi del año 2018
En diferentes espacios de la ciudad del 21 de Junio al 21 de noviembre de 2018, se desarrollaran igualmente nuevas exposiciones y charlas que sirvan para cuestionar conocimiento de la obra de Murillo desde diversos y contradictorios puntos de vista para enriquecer y poner en su justa consideración la valoración de su obra, que en ocasiones ha sufrido injustos e interesados, a veces, esquematismos simplificadores.
Otras exposiciones en colaboración completaran la oferta de exposiciones, como “Murillo en la Catedral de Sevilla”, del 8 de diciembre de 2017 al 8 de diciembre de 2018; “Sevilla urbis y cívitas”, junio 2018 a febrero 2018 y “Los saberes de Murillo” (Universidad de Sevill), marzo a Julio de 2018.
En lo referente a otro tipo de actividades podríamos destacar la propuesta de nuevos itinerarios turísticos señalizados, en los que la Casa de Murillo tendrá un papel central, del 28 de noviembre de 2017 al 31 de marzo de 2019. A estos se unirán diversas actividades divulgativas y de calle como una fiesta flota de Indias, ruta gastronómicas, dramatización de pinturas como cuadros que andan, reproducción o alegorías de Murillo en escaparates, juegos infantiles en el siglo XVII, salud y enfermedad en la época de Murillo; música, danza. pintura, cerámica, teatro, moda y fiestas en la época de Murillo. En esta último apartado se celebrará una gran fiesta barroca que recorrerá las calles animando al público a intervenir.

En lo referente actividades escénicas y musicales organizadas en recintos, desatacaríamos entre otras el Festival de Música Antigua de Sevilla, cuya programación estará en parte dedicada a Murillo, del 2 al 24 de marzo de 2018; un ciclo de conciertos de grandes intérpretes sobre la música europea en la época de Murillo, del 3 al 7 de diciembre de 2018; talleres para nuevas creaciones musicales para compositores relacionados con el mundo flamenco inspirados en la pintura de Murillo, la música y los recursos de creación artística propios del siglo XVII en Sevilla.

En Madrid también podrá se visitar “Murillo en Madrid. La corte de Felipe IV”. La influencia italiana en las artes hispánicas del siglo XVII. Devoción Mariana en la música Ibérica.
Las actividades que acabamos de relacionar se complementarán con nuevas propuestas de carácter científico y publicaciones presentadas por universidades y entidades académicas. A esto se unirán en el aspecto audiovisual documentales, “Murillo, el último viaje” o un ciclo de cine itinerante “Murillo y los niños al margen”.

Con idea de no hacer este post (que pretende ser solo un resumen clarificador) aún más extenso de lo que ya ha sido, os proponemos que para mayor detalle consultéis en siguiente enlace

http://www.sevilla.org/ayuntamiento/alcaldia/comunicacion/campanas-de-comunicacion/murillo-en-sevilla/murillo-2017-espanol.pdf

 

La Sevilla de los heterodoxos y Santa Teresa.

[layerslider id=”2″]
Hace unos días realizamos una nueva sesión de la Ruta “Heterodoxos en Sevilla. Herejía, arte y cenizas”. En esta ocasión el periodo tratado se centro en los siglos XVI al XVIII, con especial atención a la actuaciones del Santo Oficio durante esta época.

Se le dedicó un lugar destacado a la estancia de Santa Teresa en Sevilla, con motivo del V Centenario de su nacimiento, durante la cual también tuvo problemas con el mencionado tribunal. Con este motivo leímos en varias etapas, tanto sus testimonios, como parte de su obra poética.

divumedia_heterodoxos_3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La etapa central de la ruta, trató de acercarnos a los actos ocurridos sobre mediados del siglo XVI,  momento en el que tuvo lugar la persecución y erradicación de un importante núcleo erasmista en la ciudad. No dejamos de recurrir, para ello a la documentación de la época y la confección de textos de creación propia.

Para tener una mayor perspectiva, también repasamos la vida cotidiana, la gastronomía, las costumbres populares y marginales, así como la literatura y aventuras de autores locales como Alonso Álvarez de Soria.

Un acercamiento sin duda interesante y ameno a la cultura literaria de la ciudad.

Un abrazo, Divumedia.

Un viaje a la ciudad autónoma de Melilla

[layerslider id=”2″]
Nos gustaría compartir con vosotros nuestro sueño por un nuevo viaje a nuestra querida ciudad de Melilla. En los próximos día iremos comentando algunos de los atractivos que pudimos disfrutar, pero antes iremos conociendo poco a poco su historia.
Los fenicios procedentes del actual Líbano, la fundan la ciudad en el siglo VII a. C., con el sonoro nombre de Rusadir. Fue cartaginesa, romana, bizantina, vándala y visigoda. Más tarde serían los Omeya los que iniciaron la conquista de la etapa musulmana en la ciudad. Se trata de una ciudad comercial importante. Allá por el siglo IX “Melilia” era un lugar de peligroso por los ataques vikingos, siendo arrasada por estos. No obstante , la ciudad se incorpora al califato de Córdoba un siglo posterior, marcada desde siempre por su vinculación a la península. Como a esta,  se ve afectada por el dominio de los almorávides y almohades. La población de la ciudad siempre fue independiente de los reinos de la zona.
Existió un desplazamiento hacia suelo argelino de los almohades, sustituidos por los benimerines que serán derrotados por Alfonso XI de Castilla lo que dará lugar a pequeños reinos como el de Fez o el de Tremecen que se disputaron la estratégica plaza, defendida por sus habitantes.
Existe un periodo de inestabilidad, de asaltos protagonizados por los reinos bereberes cercanos. A finales del siglo XIV la población es amenazada constantemente por por los reinos limítrofes, y decide destruir la ciudad que no volverá a florecer hasta un nuevo periodo de control de los reinos peninsulares.
Se decide, en concreto en el reino castellano, en el XIV hacerse con la ciudad de Tetuán para controlar la piratería. Los castellanos, y también los portugueses, aumentan su presencia, creando límites de influencia para evitar conflictos. Ambos reinos fijan la zona atlántica para Portugal, mientras que la zona mediterránea queda para Castilla.


Cuando Castilla toma Granada, se envían exploradores a la región melillense, para crear una fortaleza. La ciudad se encuentran deshabitada y, los alrededores son un caos por los conflictos abiertos entre el Reino de Fez y Portugal. Castilla no termina de decidirse a tomar Melilla, por estar embarcado en la conquista americana.
Juan Alonso Pérez de Guzmán, duque de Medina Sidonia toma la ciudad mediante su capitán Pedro de Estopiñán, jefe del ejército del ducado, el 17 de septiembre de 1497. Pero, debido falta de fondos en 1556, este ducado entrega la ciudad al reino de castellano.

Se construyó entonces el Foso de Santiago y se termina la Puerta del Campo. La ciudad siguió recibiendo ataques como el del 26 de Abril de 1564, por Mohamed Ben Al-lal, que no consiguió sus objetivos. Después vendrían años duros y de desabastecidos con los Austrias. El 5 de agosto de 1660 la ciudad soportó un terrible terremoto que destrozó las principales fortificaciones.
Sucedieron numerosos ataques a la ciudad y especialmente encarnizados durante los años 1695-95 y 1715, para ser levantado un nuevo sitio en febrero de 1716. La utilización artillería por parte de los atacantes, obliga a tomar posiciones  y construir un nuevo fuerte.

Hoy en día se sigue celebrando la festividad del 19 de marzo de 1775, por el levantamiento de uno de los más famosos sitios realizado por el Sultán Muley Mohamed Ben Abdalá. En mayo de 1780 se firma una la paz con el imperio de marroquí.
Pero en el siglo XIX la preocupación viene también, debida a la política y guerras peninsulares. Los melillenses se levantan contra Pepe Botella, complicándose la situación cuando los franceses toman la capital malagueña.
Nuevos tratados se suceden y se ratifican en el Tratado de Paz de 1860, por el que cedían en propiedad a España el territorio inmediato a Melilla, tomando como medida la cobertura de un cañón. No obstante la inestabilidad hace que la efectividad de los tratados no tuvieron valor hasta junio de 1862.
Terminada nuestra guerra civil, es cuando se vive una expansión en grandes realizaciones urbanas y de población. Se construyó la plaza de toros, el palacio del Ayuntamiento, etc…
Tras la independencia del vecino marroquí, la ciudad deja de ser la capital económica de la zona. Y, junto con la construcción del puerto Beni Enzar, el regreso a la península de muchos funcionarios, que prestaban sus servicio en la administración marroquí, y la disminución de efectivos militares se produce un momento de crisis. La ciudad se adapta a las nuevas reglas,  se construye el parador nacional de turismo, el Auditorio Carvajal, el paseo marítimo y construye un aeropuerto.

divumedia_melilla_3
La ciudad cuenta actualmente con unos 84.000 habitantes, aunque hay que tener en cuenta una importante población flotante, debido a la afluencia desde Marruecos y el turismo peninsular. No podemos olvidar el problema de la inmigración, al que en otra ocasión nos referiremos.
La ciudad en los últimos años del siglo XX y primeros el XXI ha experimentado serias mejoras como el puerto deportivo, nuevo paseo marítimo, la ciudad vieja o ciudadela, la reconstrucción de gran parte de la Muralla, el nuevo museo municipal, el museo del ejército y la mejora de los edificios del centro, algunos de estilo modernista. Existen numerosos restaurantes, comercios y negocios que dan vida a una ciudad y hacen muy interesante su visita. En otra ocasión hablaremos con más detalle de la comentada ciudadela del S.XV, la Plaza de España, Hospital del Rey de Melilla siglo XVIII, Edificio de la Reconquista, el Museo Arqueológico de Melilla, las Cuevas del Conventico de Melilla, el Museo Militar de Melilla, la Casa Melul, el Faro de Melilla la Vieja, etc…

 

El “mal cultivado ingenio” de Cervantes en Sevilla.

[layerslider id=”2″]
¡Y  “saliendo del Arenal llegamos a Sevilla”! Allí junto al Baratillo comenzamos la ruta cervantina.
Y estuvo llena nuevamente de lugares mencionados por Cervantes y otros autores de su época. El Baratillo, Arenal, Compás de la Mancebía, Gradas, el Corral de los Olmos, la Taberna de las Escobas y sus “teatros”, la academia de Ochoa, Lope y Micaela Luján, el alguacil alguacilado de San Francisco, la visita a la cárcel, las vidas, pesares y luces de Miguel Cervantes y su entorno femenino ….

rutas_divumedia_09

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La idea era ir haciendo más amenos los contenidos en los textos de los autores (sobre todo Miguel de Cervantes, con sus Novelas Ejemplares y el Quijote) e ir intercalándoles algunas aportaciones y entremeses nuestros, para disfrutarlos. Ni más, ni menos…

rutas_divumedia_08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra pequeña muestra de una época que invita a leer con reflexión, y a conocer sobre un periodo tan complejo y determinante de nuestra cultura.

Podréis ver más fotos aquí  Gracias a todos y un abrazo.